martes, 2 de diciembre de 2008

¿Qué es lo que pasa?

Qué bien vivimos, ¿no?

Mi nevera está llena de comida, pero quizás ese pollo que tengo no haya llevado una vida tan agradable, de hecho no creo que nunca haya tenido ninguna libertad de decidir ni siquiera a dónde ir. Puede que solo tenga unos meses de vida, los cuales es muy probable que fuesen un tormento. No habrá conocido a nadie de su familia, pero sin embargo habrá sido arrastrado por cintas de transporte con otros tantos miles de polluelos y puteado hasta extremos insospechados hasta morir.
Las nuevas técnicas industriales lo único que hacen es aplicar todos lo métodos de producción para tratar nuestra comida como un producto más, bajando mucho la calidad del "producto", sin contar con el estrés de los animales.

¿Porqué el tener dinero para adquirir algo te da derecho sobre la vida de los animales? ¿O de los árboles o plantas?

¿Me hago vegetariano? Desde luego eso ayudaría.
Pero al igual que los pastos para el ganado vacuno, las plantaciones de soja se están cargando el amazonas. De nuevo tener dinero para comprar terreno nos da el derecho para arrasarlo, es curioso. ¿Qué tendrá que ver la vida con el dinero?

Cada vez se consume más carne, lo que tú tienes en la nevera lo quieren tener miles de millones de personas en la suya, por supuesto, pero no va a poder ser. No hay para todos.

Todo es un producto. Enciende la tele, todos los anuncios que ves durante las 24 horas de emisión solo van dirigidos a una cosa: tu dinero. A nadie le importa tu futuro, ni tu salud, ni que parezcas más o menos guapo o guapa, ni que tus hijos coman bien, ni nada de nada, todos y cada uno de los comerciales están pensados para que gastes. Mientras tengas poder adquisitivo eres interesante, sino, te puedes morir. Literalmente. Si no tienes el dolar que cuesta el tratamiento diario para el Sida en África te puedes morir. Parece poco, ¿verdad? pero para la inmensa mayoría un dolar al día es demasiado. Por lo tanto se mueren.

Pero yo tengo tanto porque trabajo mucho y soy muy inteligente, trabajo mis ocho horas diarias más las dos o tres que me lleva arreglarme, vestirme, ir a mi trabajo y volver, sin contar la hora de comida que la tengo que pasar donde mi oficina esté. Eso si no cojo mi coche para meterme en un atasco para comer en casa y marcharme a los 20 minutos. ¿Porqué ocho horas? ¿Porqué 5 días de una semana de 7? ¿Quién ha decidido eso?
Los neandertales dedicaban 15 horas a la semana para procurarse alimento y cobijo. Pero claro, ellos no tenían PlayStation 3 los pobres, ¡que atrasados! Ni seguridad social... Ups, lo mismo nosotros la dejamos de tener en breve. Mejor privatizarla y que se convierta en otro producto como en Estados Unidos donde la mortalidad infantil es la más elevada de los países "civilizados".

El secreto es abaratar, abaratar... Cuanto menos paguemos por algo, mejor. ¿O no? Puede ser que la calidad de vida de los que han fabricado el producto empeore, o que incluso no puedan fabricarlo nunca más porque las grandes supercompañías lo fabriquen por una fracción del precio. Da igual, lo importante es pagar menos, caiga quien caiga, que espabilen. Si una hortaliza de los maravillosos invernaderos de Almería cuesta menos que la de la huerta biológica de al lado mejor comprarla aunque no sepa a nada, ¿no? Es que esos tomates todos tan igualitos son tan monos...

Yo adoro a mis gatas, ahora mismo tengo tres: Candela, Perla y Dora. Cada una tiene su personalidad y sus hábitos. Candela es cariñosa, pero se queja mucho, le gusta salir al balcón y tomar el sol. Perla es menos cariñosa, pero no se queja nunca, no sale al balcón porque se asoma por la barandilla y un día se va a caer, le encanta el agua, Dora es más tranquila, no sale de su casita y no me deja que me acerque, se lleva muy bien con Candela, la cual no se lleva tan bien con Perla, pero la imita en todo lo que hace, espero que no se asome por la barandilla o no la podré volver a dejar salir al balcón.
Las quiero un montón, las beso, comen de maravilla y juego con ellas, hacen lo que quieren. Pero sin embargo los cerdos, las vacas, los corderos, los conejos, las gallinas, los pollos, los patos, los salmones, las truchas, los pulpos, las perdices, etc... son animales estúpidos y no tienen personalidades diferenciadas, se merecen morir y que nos los comamos. Nada de conocer a sus familias ni de vivir en el campo ni nada. A la olla por imbéciles. De hecho cuanto más jovencitos mejor. Mira lo ricos que están los terneritos, los cabritos, los cerditos. De hecho se han llegado a comer cerdos no natos en España, tienen que estar taaan tiernos. Con sus huesecitos sin formar tan crujientes...

Pero bueno, al menos nos quedan los coches, yo quiero mi coche. Cada yo de la tierra quiere su coche. Serán... déjame calcular... unos 6 mil millones de coches. No está mal.

Ya da asco andar por las ciudades, tener que tener cuidado de no pasarte andando un semáforo en rojo o morirás atropellado. O que el conductor no se haya tomado un par de copas de más. Todas las calles de toda la ciudad están forradas de coches, muy necesarios por supuesto. Eso sí, como patines o montes en bici por la acera te insultan porque eres un gilipollas. ¿Para qué usar transporte público? Prefiero ir en mi coche yo solito. Lo malo es que los demás apenas saben conducir, pues les pito hasta reventar, si es que no saben hacer nada... Pero bueno, que mueran miles de personas en accidentes de tráfico o atropelladas solo en España cada año no es importante, como no son atropelladas por terroristas y además el petróleo da un pastón al gobierno...

Por lo menos vivo en la mejor cultura de todas, las demás son una mierda, atrasadas, machistas, ignorantes. Pobrecillos... Aunque si lo pienso se parece mucho a como se vivía aquí hace unos años, ¿no será que los demás también llegarán a los mismos niveles en que nosotros estamos ahora en unos años? ¿Que la diferencia la marcan la situación geográfica preferente, el clima, la cercanía a puertos y los gobiernos corruptos? No, no creo, lo que pasa es que están atrasados y listo. Yo he inventado la sociedad occidental y como tal soy mejor.

No quiero, ¡necesito! lo que tengo. Tengo que comprarme esa colonia, ese polo, esas zapatillas, ese coche, ese móvil, todo eso para encontrar el amor y ser feliz. ¿Cómo sino?
Me tengo que parecer a ese futbolista que ha hecho tanto para que vivamos mejor, o a esa niñata millonaria que es tan feliz y tan guapa y llevar ropa cara y coches de lujo sino no podré ser feliz, ni de coña vamos.

Para eso tengo que trabajar mucho, para poder comprar mucho y para, al final, poder tirar más del 90% de las cosas que compramos. Joder, mi iPhone ya está pasado de moda, acaba de salir otro que hace cosas que necesito. Y una cámara con más megapixeles, aaargh que estrés...

Pero bueno, al menos tengo un piso que me ha costado 100 mil Euros y lo puedo vender por el doble en solo un par de años, pero eso me pasa porque soy muy listo. Que se joda el que no se lo pueda comprar y trabaje lo que yo. Además alquilar es de desgraciados. Viva la especulación. Y poder conseguirme un piso de protección oficial para venderlo aunque no me corresponda porque ya tengo cuatro. Pero es que soy muy inteligente y sé hacer las cosas. Lo bueno es que si me vanaglorio con mis amiguetes en el bar de mis pisos, mis ventas de inmuebles abusivas, mis pisos de protección no merecidos y demás en vez de mirarme mal me van a admirar y a querer imitar. Ser un sinvergüenza está de moda, mola y se liga.

Me voy a ir de caza este finde, como me puedo permitir tener un rifle y pagar las cuotas tengo derecho sobre las vidas de los animales que pasan por mi punto de mira, que se jodan, haber nacido humanos. Y si no les doy bien y se quedan jodidos durante días hasta morir pues eso, que se sigan jodiendo. Yo también sufro en la oficina con el excel. Vivan mis zapatillas de cuero.

¿Qué dicen en la tele? ¿Que nos van a subir la jornada laboral a 65 horas? Quita esto que es una mierda y pon el partido que hoy juegan los suputamadre contra tal.

Etcétera, etcétera, etcétera... Un asco vamos.

1 comentario:

Invikto dijo...

Uno de los mejores post que he leido.
Word.