lunes, 17 de octubre de 2005

Las Catarátas del Niágara, parte 1

Hola gentecilla, este finde estuve en las Cataratas del Niágara.

Alucinantes…

Pensaba que me iban a apestar un poco porque están llenas de turista. Al parecer van como 12 millones de turistas a verlas al año. O_o

Pero me encantaron.

Estuve con mis padres que se van hoy de vuelta a España.

: ´(


No pasamos a la parte estadounidense de las cataratas porque las canadienses son bastante más bonitas y puedes ver las grandes “Horshoe Falls”, las que tienen forma de herradura.

Para vuestra información, están en el río Niagara al este de Norte América, en la frontera entre Estados Unidos y Canadá.

No son demasiado altas (máximo 57 metros), pero son famosas porque son muy anchas, muy bonitas y porque son las cataratas más voluminosas de Norte América.

Ahora llega el lado chungo. Una vez ves las cataratas, haces mil fotos, te abres camino entre las oleadas de japoneses a machetazos (sumimaseen), te montas en la barquita y bla, bla, bla; se acabó lo interesante, porque se han montado una verbena gigante alrededor.

Al más típico estilo de esta zona del mundo, han llenado el pueblo de basura. Me explico: la calle principal está llena de atracciones apestosas del tipo, museo de los horrores, museo de los record Guinnes, salas recreativas gigantes, museo Coca Cola, Hard Rock café, tiendas de recuerdos, tienda de Pressing Catch (he hecho mil fotos Juanjo, no te preocupes), Foster Holliwood, hoteles, casino,… y tantas otras mierdas que te acabas deprimiendo…

Pero por lo menos las cataratas merecen la pena.

No tengo las fotos listas todavía, pero esta semana cuelgo alguna…

1 comentario:

Angelito dijo...

¿Museo de coca-cola? Los americanos demuestran día a día su superioridad. Hasta que nosotros no hagamos un meseo a la sangría no estaremos a su nivel